viernes, 11 de noviembre de 2011

Un cuento

Iba caminando por la calle, me encontré con un billete de 10 pesos, me dije a mi mismo "que afortunado va a ser este día", hasta que decidí cambiar el camino y no ir por el habitual. Ahí, ahí estaba aquel que otras veces persiguió, muy asustado corrí, "no paso nada, solo fue un susto", quizás estoy un poco perseguido. Cuando estaba llegando a casa, me eche hacia atrás, me asuste, era el negro - el perro del vecino - no había que temer, pero a decir la verdad es un poco intimidante su mirada y mas cuando saca esos dientotes hacia afuera, volví a decirme "no paso nada, solo fue un susto". Por fin llegue a casa, donde estaba sano y a salvo, pero solo como siempre, me senté en el sillón, encendí la tele...
-"¡Me quede dormido!, tengo que ir a lo de Julian para hacer la tarea"-, me levante de un salto, busque las llaves y salí, bueno no llegue a salir...
- Entra pendejo ya a la casa!, quédate bien calladito y así no te va a pasar nada.
-Mmm... mmmm... mmm...
-Deja de quedarje, así es mejor, no vas a poder hablar y no me tengo de que preocupar.
Solo sabia que estaba en mi casa, creo que el presunto hijo de puta que me quiso urtar la casa es el mismo del que me estaba escapando durante estos días, si era él, pero no esto muy seguro, todo paso muy rápido.
-Deja de golpear el piso con los pies pendejo de mierda, ¿o queres que juegue "tiro al blanco"? 
Estaba muy asustado, cuando me dijo lo del juego, me hice pis encima, creo que no se dio cuenta, mejor asi.
-Solo deci lo necesario y preciso, necesito tiempo para vaciarte la casa, asique ojito con lo que decis.
Habia sonado el teléfono, mientras él lo buscaba se descuido, se olvido lo esencial del juego, asique sin pestañar dispare, ahí estaba desplomado en el piso, justo en el pecho le di, no aguante verlo sufrir, volvi a disparar.
Yo solo me defendí... "no paso nada, solo fue un susto"


No hay comentarios: