lunes, 11 de octubre de 2010

Un de muchas Historias

Hay tantas cosas que contar, tantas historias por escribir, que no se por donde empezar.
En el día de hoy, me alma esta llena de lagrimas, el llorar es una forma de descargarse, pero ¿por que tantas veces? ¿de donde salen esas lagrimas? ¿no quiero seguir llorando, por que lo sigo haciendo ? 
Y saben que la vida es tan traicionera que uno absorbe, por lo menos yo si, me siento una esponja que se siente culpable de todo lo que hace y no hace, siento que quiero ayudar a los demás y sacarle sus culpa de encima, eso hago, pero tengo un grave problema... que exploto yo, no me soporto a mi misma queriendo ayudar y tratando de resolver problemas por otros en los cuales no debo, mis lagrimas caen si parar. 
En algún momento de mi vida quiero cerrar esa canilla que me permite crear un mar lleno de penas, de imágenes que no dejan de dar vuelta en mi cabeza.
No quiero crearle problemas a nadie y tampoco quiero perder a nadie, pero sin embargo lo hago.
La que pide perdón soy yo, por mas que no allá echo nada, todo para sacarles la culpa y yo me dejo de valorar y paso a ser la nada por hacerme cargo de un  error que no cometí.
Es todo tan confuso, que ya me enrede yo misma en mis propias idea.

No hay comentarios: